Cómo afrontar la “Nit de Sant Joan” y los temidos petardos

Con el buen tiempo, además de los largos paseos con nuestros amigos caninos y los primeros chapuzones, llegan las primeras fiestas populares del año por toda la geografía del país. Sin ir más lejos, en menos de un mes, Cataluña y la Comunidad Valenciana volverán a encender sus hogueras, correfocs y demás pirotecnia para celebrar Sant Joan. A estas tradiciones, como en Navidad, se une la de los petardos y cohetes que lanzamos para celebrar.

Si bien es innegable que la pirotecnia puede ser preciosa y en cierto sentido emocionante, detrás de la diversión de luz y color que aportan en nuestras noches estivales, se esconde otra realidad igual de irrefutable: a la gran mayoría de perros, los estallidos pirotécnicos les producen una gran dosis de pánico y ansiedad.

Nuestros perros y la pirotecnia

Si vives con perros, seguramente ya te hayas dado cuenta de que a nuestros amigos peludos no les hacen demasiada gracia los ruidos fuertes e inesperados. Si alguna vez has dado un portazo o se te ha caído un plato al suelo, por ejemplo, habrás visto cómo tu perro se alteraba de forma inmediata. Y es que la mayoría de canes padecen lo que en humanos conocemos como ligirofobia, o lo que es lo mismo: miedo irracional a los ruidos fuertes.

Otro punto a tener en cuenta es, como nos recuerda Juanjo García, educador canino en positivo, que la sensibilidad auditiva de los perros es, aproximadamente, unas cuatro veces superior a la nuestra. Muchos perros no solo se asustan, sino que también experimentan dolor físico. El volumen alto que provocan los petardos, les provoca una vibración tan alta en el tímpano, que genera dolor.

Teniendo esto presente, podrás imaginar que en noches como la de Sant Joan en la que a partir de cierta hora todo son cohetes, petardos y fuegos artificiales, sea un día marcado en negro para ellos.

Un estudio de la Universidad de Oslo asegura que los petardos son la primera causa de terror en perros, por encima incluso de los truenos o el ruido del tráfico. Por otro lado, la ASPCA (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales), advierte de que la pirotecnia es la causante del 20% de desapariciones de perros que, presas del pánico salen corriendo en cualquier dirección.

Taquicardia, temblores, dificultad para respirar, nauseas, aturdimiento, pérdida de control y hasta miedo a morir son algunos de los efectos que causan estos estruendos en nuestros amigos caninos. En los peores casos, esta fobia va más allá del miedo puntual que puede producir el sobresalto, llegando a producir una ansiedad descontrolada y permanente en ellos.

Laura Chavero, terapeuta florar y dueña de Spa’l Gos una tienda de alimentación animal y peluquería canina de bajo estrés, conoce bien este problema. Ahora estoy tratando a Dara, una Yorkshire con miedo a los petardos y a las tormentas. Según me contaba su responsable, en días como Sant Joan o días de tormenta, Dara se pone muy nerviosa, se mueve continuamente por el piso, jadeando y sin saber dónde meterse por el miedo que le producen.

Cómo calmar a los perros en épocas de petardos

Como sus compañeros humanos, tenemos la responsabilidad de cuidar y protegerles de este y otro tipo de problemas. Por suerte, existen algunos consejos y técnicas que podemos aplicar para ayudarles a pasar el mal trago y tratar de revertir, en los casos más agudos, comportamientos fruto de la ansiedad crónica.

No le dejes solo

Si es posible, procura no dejar a tu perro solo durante la noche de Sant Joan ni en cualquier otro momento en que sepas que pueden producirse estos ruidos. Tenerte cerca le reconfortará cuando pase miedo.

Mantén la calma

Estar tranquilo y transmitirle esta sensación a nuestro amigo peludo puede resultar de gran ayuda en los peores momentos. Actúa de forma relajada y sé paciente si ladra. Recuerda que él no quiere molestarte ni armar escándalo: solo está asustado.

Estrategias pasivas

El educador canino en positivo Juanjo García (Canmigos), aconseja la siguiente estrategia pasiva: cuando veamos que nuestro perro puede sufrir una crisis fuente de petardos o pirotecnia, podemos intentar minimizar ese impacto. Bajar las persianas, poner música, ofrecerles un sitio en el que se sientan seguros, etc.

Trata de concienciar al vecindario

Sabemos que es harto difícil, sobre todo si nuestros vecinos no conviven con animales. Pero, ¿por qué no intentarlo? Habla con ellos sobre el daño que producen los sonidos de los petardos en tu perro y los otros animales que, por desgracia no cuentan con un hogar. Además, siempre puedes recordarles que lanzar pirotecnia en espacios públicos no autorizados es del todo ilegal, vivas en la comunidad autónoma que vivas.

Otra pregunta que le surge a muchos dueños es si deben medicar a sus compañeros caninos en estas fechas especialmente ruidosas. La recomendación del educador Juanjo García es no hacerlo. Estos medicamentos de tipo relajante muscular son recetados por algunos veterinarios y aunque a priori pueden parecer una buena opción, con su uso no ayudamos al perro a superar su miedo. Esto es porque aunque tras la toma del medicamento el animal parece estar completamente relajado, pero solo en la superficie, ya que su actividad mental sigue su marcha.

Cómo ayudar a los perros a calmar la ansiedad provocada por los petardos

Como ya hemos señalado antes, en los casos más graves, la ansiedad puede resultar en un estado permanente. En estos casos, es posible que necesitemos de ayuda externa.

Contacta con un terapeuta canino

El estado emocional en el que se encuentre un animal puede influir en su salud, asegura Laura Chavero. Por mi experiencia a los largo de estos años he comprobado que las esencias florales son capaces de ayudar a un animal con problemas de estrés o miedo a algo en concreto, como puede ser a los ruidos de los fuegos artificiales, tormentas, etc.

El caso de Dara, una Yorkshire con fobia, la mejoría ha sido manifiesta gracias a este tratamiento. Tras tres semanas de tratamiento, Laura dio unas pautas concretas de administración. Al día siguiente, la dueña contactó con Laura para contarle que Dara había estado todo el rato en su camita, atenta a lo que sucedía fuera pero tranquila, sin jadear ni sin moverse sin sentido cómo hacía antes. Esto fue una primera prueba para saber el avance que ha hecho Dara en este mes escaso que lleva de tratamiento, y es que las flores de Bach suelen actuar a largo plazo. 

Si te decantas por esta opción, Laura recuerda que cada animal es un mundo y que no todos responden de la misma manera al tratamiento floral: unos lo hacen más lentamente y otros más rápido, depende mucho del grado de estrés o miedo que tenga. De todas formas mi consejo es siempre seguir pautas de un educador canino a la vez que se hace el tratamiento de Flores de Bach.

Trabaja con un educador canino

Si bien las técnicas comentadas anteriormente pueden resultar muy efectivas llevadas a cabo por nuestra cuenta, lo más responsable en la mayoría de los casos es realizar un trabajo de fondo junto a un educador canino en positivo.

De hecho, Juanjo García nos recomienda actuar en estos dos sentidos mediante la unión de las estrategias pasivas anteriormente comentadas y otras estrategias activas. Estas últimas debería emplearse desde la experiencia y el apoyo de un educador canino porque consisten en exponer al perro a esos estímulos en principio negativos de forma controlada.

Las estrategias activas se basan en realizar un ejercicio de desensibilización que busca que nuestro amigo canino pierda paulatinamente la aprensión a esos estímulos. Se empezaría con una exposición muy ligera al principio y proponerle a su vez una alternativa: mordida terapéutica u olisqueo, nos cuenta Juanjo. Por supuesto, estas alternativas han tenido que presentársele antes y estar habituado a esta rutina antes de introducir el estímulo. Es importante que el profesional esté detrás de esta técnica dando apoyo y guía al responsable del animal para asegurarnos de que el avance es seguro y, sobre todo, no retroceder.

Elena Álvarez González

Fuentes y agradecimientos:

https://www.sciencedirect.com/journal/applied-animal-behaviour-science
https://www.seguridadpublica.es/

Laura Chavero, Spa’l Gos, https://www.spalgos.es/

Juanjo García, Canmigos, https://canmigos.com/

Deixeu un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada

Scroll to Top